j2translators

Not just another translation blog

¿En qué piensan los traductores? (literarios)

Seguro que algunos de vosotros dejaréis la lectura a un lado durante las vacaciones para disfrutar de otros placeres, unos pocos quizás leáis para aprovechar el tiempo libre que no tendréis más tarde con los exámenes o el trabajo, otros habréis pedido algún libro como regalo de Navidad y esperáis ansiosos.

En esta entrada pre-fiestas vamos a dedicar un poquito de tiempo a la lectura, en concreto a un hecho peculiar referente a la traducción que vengo observando desde hace unos años en los libros que leo. Soy un lector empedernido de todo lo que me echen (ahora con Kindle mucho más), pero he de admitir que el boom de la novela negra escandinava me ha atrapado. Tanto que he decidido aprender sueco (un traductor en paro tiene que plantearse retos y diferenciarse), una lengua germánica mucho más fácil y accesible que el alemán (que también llevo como buenamente puedo): Stieg Larsson, Camilla Läckberg, Mari Jungstedt (pinchad para escuchar a la autora hablando en español), Åsa Larsson, Mikkel Birkegaard y muchos otros. Sus historias, sus personajes, sus paisajes y sus referencias culturales me han cautivado, me han transportado al frío y la tranquilidad del norte. Sin la traducción y sin el genial trabajo de sus traductores, todo eso habría sido imposible.

Muchos de los traductores entramos a la carrera pensando que la traducción literaria nos dará de comer en el futuro. Traducir libros tiene que ser superguay y conseguiremos un bestseller que llegue a millones de lectores. Sin embargo, los profesores, al menos en la Facultad de Granada, insisten desde el principio en que es una de las especialidades más difíciles y peor pagadas, hace falta vocación y saber escribir (como si para el resto no hiciese falta). Las asignaturas de traducción científico-técnica y jurídico-económica ganan terreno y relegan a un segundo plano el resto de especialidades. Además, nos dicen que es díficil acceder al gremio de Traductores Literarios de España, son profesionales con muchos años de experiencia a sus espaldas que se niegan a la creación de un Colegio de Traductores por considerar que su trabajo no tiene nada que ver con el de los traductores de manuales técnicos, médicos, etc. Pero volviendo al tema que nos ocupa, a todos los estudiantes de traducción también nos repiten mil veces que no comparemos nuestros conocimientos como traductor con los conocimientos del público al que va dirigido el texto, ante una traducción tenemos que preguntarnos: ¿quén es el emisor del texto origen? ¿a qué público va dirigida el texto meta? ¿quién será el receptor? ¿cuáles son las presuposiciones?

En fin, el famoso esquema de análisis textual de Christiane Nord que hemos tenido que rellenar hasta la saciedad antes de comenzar a traducir. Pues parece que los traductores profesionales con años de experiencia a sus espaldas no le prestan atención a estas cosas. Se olvidan de que el público español no posee los mismos conocimientos de la lengua inglesa que el público sueco y aunque en el texto original una parte sea en un inglés sencillo que hasta una señora sueca de 80 años pueda entender, a una señora española de 40 (como mi madre) puede sonarle a chino. Deberían pensar en traducir estos fragmentos para que los lectores españoles no pasen las páginas sin enterarse de nada. A mí personalmente me da igual, son pasajes sencillos la mayoría de las veces, pero pienso en las personas que leen para disfrutar del texto y enterarse de todo, sin tener dificultades que podrían evitarse.

Veamos dos ejemplos:

1. En la segunda parte de Millennium, los traductores deciden dejar una carta que recibe la protagonista, Lisbeth Salander, en inglés completamente, para añadir al final de la página una nota del traductor con la carta en español. Personalmente me parece una tontería y un malgasto de papel. Vale que la protagonista recibe la carta desde Gibraltar en inglés, pero, ¿es necesario reproducirla 2 veces, una en inglés y otra en español, además de incluir la nota del traductor?

A lo largo de la trilogía nos encontramos muchos ejemplos de frases en inglés sin traducir, para los suecos es normal intercalar frases en este idioma cuando hablan. En una mesa redonda sobre “Traducción y novela negra escandinava” a la que asistí en Granada y en la que participaron Carmen Montes (traductora de Hennig Mankell y Camilla Läckberg) y Martin Lexell (traductor de Millennium), este último aseguró que se siente cómodo traduciendo hacia el español aún siendo el sueco su lengua materna pero que siempre cuenta con la ayuda de un nativo para corregir sus errores. ¿Ninguno se dio cuenta de las partes en inglés que entorpecerían la lectura de los españoles?

Mikael Blomkvist: A man’s gotta do what a man’s gotta do and all that crap.

Stieg Larsson: La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina

Stieg Larsson: La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina

2. Otro ejemplo más reciente. Anders Knutas, uno de los protagonistas de las novelas de Mari Jungstedt asegura en todos los libros que su inglés es muy rudimentario y siempre necesita la ayuda de otros agentes de policía para hablar con los extranjeros (conversaciones que de todos modos siempre aparecen en español). Sin embargo, en el quinto libro, Un inquietante amanecer, Knutas mantiene una conversación superflua en inglés a lo largo de varias páginas que podría haber estado en español perfectamente.

Mari Jungstedt: Un inquietante amanecer. Knutas 5

Mari Jungstedt: Un inquietante amanecer. Knutas 5

Pienso que todo esto puede solucionarse de formas más sencillas. ¿Os habéis encontrado más ejemplos como estos? Comentad vuestras opiniones y experiencias, pero sobre todo estad alerta la próxima vez que leáis un libro traducido.

¡Felices fiestas a todos!

J.G.

Navegación en la entrada única

4 pensamientos en “¿En qué piensan los traductores? (literarios)

  1. Saludos a ambos:

    Habéis puesto sobre la mesa un problema la mar de interesante. Venutti se frotaría las manos con avieso regocijo.

    Lo cierto es que el enfoque que ha empleado el editor resulta cuanto menos original. Supongo que se decantó por exotizar el texto para que el lector se sintiera de verdad inmerso en la cultura sueca y tal y cual… pero qué duda cabe de que el que abra el libro y no tenga ni papa de inglés se va a llevar una sorpresa un tanto desagradable. Porque sí, hay gente que por muy «transparentes» que sean las voces extranjeras, no sabe desglosar ni establecer ningún tipo de analogía con nuestro idioma. Además, uno podría ponerse reivindicativo y esgrimir un «¡a aprender inglés todo el mundo!», pero claro, igualmente podrían contraatacar con un «no he pagado X euros para un curso de inglés, sino para disfrutar de una novela que espero entender». Y, por otro lado, si todo el mundo supiera inglés… bueno, quizá no habría «tanto» trabajo para nosotros, aunque eso es otro debate.

    Lo que planteáis aquí es como si Drácula le hubiera enviado su misiva a Jonathan Harker en inglés (para hacerse entender dado que su lengua original es el rumano) y luego todo el curso narrativo hubiera seguido en español, porque, oye, exotizar está bien, pero no hay que cansar porque para algo se traduce. Mi humilde opinión es que habría quedado un potaje un tanto curioso. A lo mejor es una analogía un poco cogida con pinzas, pero es la que se me ha venido a la mente. También puede alegarse (y con toda la razón) que se trata de casos diferentes. Lo que está claro es que habéis publicado un artículo que deja abierto un debate muy interesante.

    Felicidades,

    Sergio

    • ¡Muchas gracias Sergio!

      Tu ejemplo es muy bueno, el lector supone que la carta no estaba en español, no era la lengua materna de ninguno de los personajes, pero ¿por qué iba a estar en inglés?
      Como he dicho, en general me gusta mucho como están traducidas las novelas suecas. Hay muchísimas expresiones idiomáticas que consiguen un texto muy fluido. La verdad es que eso de exotizar puede tener bastante sentido. Supongo que en sueco le da naturalidad a las conversaciones y las acerca más a la realidad de la calle. Pero me extraña que los lectores de nuestro país se sientan tan cómodo con frasesillas ininteligibles de por medio. Además, bastante exóticos suenan ya los nombres de los protagonistas, calles y ciudades que mencionan. Cada traductor es un mundo, así que ellos sabrán por qué lo hacen.

      Eso sí, estoy convencido que las traducciones de los títulos de los libros son mucho más llamativas en español que sus versiones en sueco e inglés por ejemplo. Seguro que han atraído a un público más grande con sus títulos larguísimos y sugerentes. Ahí han estado muy muy hábiles los traductores, les felicito. No podemos comparar:

      Los hombres que no amaban a las mujeres – The Girl with the Dragon Tattoo
      La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina – The Girl Who Played with Fire
      La reina en el palacio de las corrientes de aire – The Girl Who Kicked the Hornets’ Nest
      Los gritos del pasado – The Preacher
      Las hijas del frío – The Stonecutter
      Crimen en directo – The Stranger
      Las huellas imborrables – The hidden child
      La sombra de la sirena – The Drowning

      ¡Puro marketing!

      Feliz Año

      J.G

  2. Helena LQ en dijo:

    Totalmente de acuerdo con el ejemplo de la saga Millenium. La verdad es a los que manejamos el inglés sólo nos incomodó la lectura mínimamente, pero las editoriales deberían tener en cuenta el gran porcentaje de desconocimiento del inglés que desgraciadamente tenemos en España, incluso entre las mayorías cultas aficionadas a la lectura que suponen sus principales clientes. Con esto no quiero menospreciar el trabajo de ningún traductor, ya que conozco la responsabilidad que conlleva, sin embargo, creo que entre los profesionales falta mucha practicidad que es precisamente lo que los lectores agradecen más.

    Enhorabuena por la entradas y FELICES FIESTAS a todos🙂

  3. Muchas gracias por el comentario Helena. Cada vez veo más cerca la apertura de tu blog😉

    Ya sabes que compartimos la afición por Millennium y que nos llevó a Estocolmo para hacer la guía, así que no nos importó mucho la traducción para disfrutar los libros. Pero siempre es bueno sacar a relucir estos temillas para ponernos las pilas. ¡Al menos los que estamos empezando!
    Creo que nosotros prestamos más atención a todos los consejos que nos dan que los profesionales que llevan la tira traduciendo. (Y aún así, muchos periódicos españoles nos llamarán NINIS)

    ¡Feliz año, guapa!
    Espero verte pronto. Besos😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Tradubeledi Translations

Where translation, interpreting, cultural blogging, arts, languages, and global affairs are part of my whereabouts...

Guía del traductor galáctico

Blog sobre traducción, traductores y supervivencia galáctica

infotra

Blog de Traducción e Interpretación de la biblioteca de la USAL

El blog de Mar Traducciones

Reflexiones sobre comunicación multilingüe e internacionalización en un mundo global

Periodista en formación

Blog personal de Francisco Romero

Mamá, quiero ser traductora

Not just another translation blog

si La Malinche hablara

Reflexiones de un traductor inquieto

The Professional Interpreter

Bilingual English-Spanish blog on issues important to the professional interpreter.

mundo errante

Not just another translation blog

Perdona que no te crea...

...me parece que es [un blog sobre traducción de] teatro

Educación Digital

Not just another translation blog

La mar de traducciones

Tribulaciones de una traductora e intérprete novata

El Carpintero Traductor

No me pidan traducciones juradas ni técnicas (incluidas legales), háganme el favor, que no las hago y me ponen en un compromiso la mar de violento

Albertofh Traductor

Traducción audiovisual, subtitulado y rehablado, traducción jurada, traducción literaria.

Not just another translation blog

[sic]

txt, typo, mot juste, gaffes & goofs

A %d blogueros les gusta esto: